Actividades del hogar para dejárselas a un profesional

Las tareas del hogar abarcan una gran variedad y muchas de ellas las podemos manejar nosotros mismos. Sin embargo, de vez en cuando se presentan problemas que es mejor dejárselos a profesionales, bien sea porque son muy peligrosos, muy complejos o existe el riesgo de hacer un desastre muy fácilmente. ¿Cuáles son esas cosas que no deberías intentar reparar en casa?

Talar un árbol

Es uno de los trabajos más complicados y que requiere de un profesional, alguien que cuente con el equipo adecuado para hacer bien el trabajo alfalainaa.fi. Si estás pensando en cortar ese molesto árbol que está en tu patio, primero échale un vistazo a varios vídeos en los que cortar un árbol salió terriblemente mal.

Para cortar un árbol se requieren herramientas particularmente peligrosas, como una sierra, un hacha o incluso una escalera. Además, existe el riesgo potencial de que el árbol no caiga donde lo habías planificado (es el accidente más común) y termines con unas cuantas toneladas de madera sobre el techo de tu casa, de tu coche, de tu cerca, o en el peor escenario, de tu cabeza.

Reparación del techo

Este trabajo se ha convertido en uno de los más peligrosos. Muchísimo personal profesional para esta tarea muere anualmente por accidentes relacionados a la reparación de techos. ¿Crees que valga la pena arriesgarte tú mismo? Incluso, si te arriesgas y no mueres en el intento, la reparación del techo es un trabajo muy complejo y difícil que requiere de experiencia y conocimiento. Además, se necesitan herramientas que normalmente no se tienen en casa. Peor aún, corres el riesgo de violar la garantía del seguro de tu inmueble y tener la necesidad de solicitar un gran préstamo para reparaciones mayores.

Instalación de gas doméstico

La razón por la que es conveniente pagar personal calificado para este trabajo, es que se trata de una tarea que si se realiza mal puede provocar accidentes fatales. El gas es un combustible, lo que significa que puede explotar y causar grandes daños a las personas y a la casa. Por otro lado, el gas es venenoso. En caso de que exista una fuga de gas y poca ventilación, el gas pudiera envenenar a las personas que viven en casa mientras duermen.

Trabajos eléctricos

Este es el trabajo que, personalmente, jamás me atrevería a realizar. La razón es que tiene un margen de error muy pequeño en comparación a otros trabajos. Así como en la reparación de techos, un pequeño descuido, un mal movimiento o pérdida de concentración y eso puede ser todo. Alrededor del mundo, cientos de miles de personas mueren anualmente por electrocución (Summaa määrittäessä pitää). Y ni siquiera este es el único riesgo. En caso de una mala instalación, hay posibilidades de que la persona solo se entere cuando la casa sea devorada por el fuego.

Instalación de calentadores de agua

Te podrás encontrar cualquier cantidad de vídeos en Internet que explican cómo instalar el famoso calentador de agua. Lo mejor que te puedo recomendar es que ni siquiera lo intentes. Los principales riesgos son la exposición al monóxido de carbono en el caso de los modelos a gas, o a 240 voltios en los modelos eléctricos. También el difícil trabajo de plomería requerido y lo fácil que es echarlo todo a perder. Es mejor invertir en un profesional para que se encargue de este asunto.